DRNA exhorta a colaborar para reducir fuegos forestales

La temporada de fuegos forestales comenzó en febrero y se extiende hasta el mes de agosto

San Juan – El secretario de Recursos Naturales y Ambientales, Rafael A. Machargo, exhortó a la ciudadanía a crear conciencia sobre la importancia de los bosques y colaborar para reducir todo material inflamable que pueda producir incendios en las reservas y bosques de la isla.

“Debemos tomar en consideración la seguridad de las personas y la conservación de nuestras áreas boscosas, así que exhortamos a la población a que conserve los recursos naturales y siga las reglas establecidas para evitar incidentes que puedan atentar contra la vida y los ecosistemas de nuestra Isla”, señaló Machargo.

La temporada de fuegos forestales comenzó en febrero y se extiende hasta el mes de agosto, de acuerdo con las condiciones climatológicas de Puerto Rico. Estos incendios se inician o se propagan debido a diversos factores, como altas temperaturas, bajo por ciento de  humedad relativa, viento, disponibilidad de combustibles (hojas secas, ramas, árboles, yerbajo) y el calentamiento global.

“En el DRNA contamos con una unidad de bomberos forestales, adiestrados para combatir los incendios en los bosques. Su responsabilidad primordial es efectuar misiones de supresión de incendios en las áreas bajo nuestra jurisdicción”, agregó el titular de las agencias ambientales.

Algunas de las recomendaciones de la unidad de bomberos forestales para prevenir incendios forestales, son las siguientes:

  • apagar los fósforos y cigarrillos; nunca se deben tirar al suelo ni por la ventanilla del automóvil;
  • no se debe dejar materiales inflamables en los bosques, como carbón, botellas plásticas y otros), tampoco se debe quemar la basura;
  • no debe hacer barbacoas o cocinar fuera de las áreas designadas para esto, al terminar una fogata se debe apagar echando agua y tierra;
  • informe y eduque a otros sobre la prevención de incendios forestales.
     de Puerto Rico

    Bomberos forestales del DRNA y del Negociado del Cuerpo de Bomberos, realizan líneas contra fuego en el litoral costero del Bosque Seco de Guánica; como parte de los trabajos de prevención.

Por ser zona seca, en el sur de Puerto Rico suelen ocurrir más incendios forestales durante la época de sequía, cuando aumenta la temperatura y disminuye la humedad relativa.

Los incendios forestales son la clase de desastre con gran impacto en la naturaleza y causan deforestación. Pueden ser incontrolables, enormes e impredecibles.

Dependiendo de su intensidad y frecuencia, los incendios forestales:

  • arrasan la madera;
  • destruyen el hábitat de la fauna silvestre y directamente a esta;
  • destruyen la flora que carece de adaptaciones al surgir un incendio;
  • contaminan el aire y ocasionan accidentes por pérdida de visibilidad debido al humo;
  • contribuyen al calentamiento global;
  • propician la erosión del suelo;
  • afectan la belleza del paisaje;
  • alteran el régimen hidrológico;
  • causan pérdida de vida humana (por quema, asfixia o sofocación);
  • destruyen alimento (cosecha, forraje).
  • aumentan gastos operacionales (suministro y equipo, operación aérea, mano de obra).

Asimismo, matan insectos y destruyen semillas, que son alimento de aves, y los polluelos de aves que aún no alzan vuelo, e incluso roedores que son alimento de aves de rapiña.

Los incendios forestales causan millones de dólares en pérdidas.

Muchos incendios forestales ocurren en período nocturno, cuando las condiciones climatológicas no son favorables para su desarrollo natural, lo que indica que son originados por causa humana.

Para  reportar  alguna emergencia, en donde la vida o la propiedad esté en peligro, se debe llamar al 9-1-1. La Unidad  de  Bomberos  Forestales está en condiciones de intervenir en coordinación directa con el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres y el Negociado del Cuerpo de Bomberos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.