Search
Generic filters


DRNA invita a celebrar la Semana de los Arrecifes de Coral: Calendario de Actividades

San Juan – La secretaria interina de Recursos Naturales y Ambientales, Anaís Rodríguez Vega, invitó al pueblo a que participe en los más de 32 eventos virtuales o presenciales que se llevarán a cabo durante la Semana de Arrecifes de Coral, que comienza este domingo, 5 de junio.

Bajo el tema “Nuestros arrecifes son vida”, el DRNA programó un calendario de actividades en las que intervendrán científicos, ambientalistas, organizaciones ecologistas y funcionarios de la agencia, entre otros. Los eventos son coauspiciados por no menos de 22 prestigiosas organizaciones relacionadas con la protección de la ecología marina. El calendario estará disponible desde hoy viernes en la página web de la agencia: https://www.drna.pr.gov. Todos los eventos son gratuitos.

“Como parte de la campaña de orientación sobre los recursos naturales, este año queremos destacar que este ecosistema marino es y provee vida. Entre los eventos presenciales resalta un recorrido por el vivero de corales y erizos en la Reserva Marina de La Parguera, recorridos subacuáticos a los arrecifes de Vega Baja, “snorkeling”, talleres de adiestramiento y muchas otras actividades para todas las edades. También quiero resaltar que el logo que utilizamos para distinguir esta Semana es el resultado de una competencia abierta con más de 70 participantes que ganó el artista gráfico Xavier Ocasio”, informó la titular interina de las agencias ambientales mediante declaraciones escritas.

Rodríguez Vega afirmó que aunque los arrecifes de coral han recibido fuertes y variados impactos negativos de huracanes, el calentamiento global causado por el hombre, la acidificación de los mares, la sedimentación, la basura y otros, “podemos recuperarlos y salvarlos con la decidida colaboración de nuestro pueblo. Nunca debemos olvidar que nuestros arrecifes son vida.”

La disminución de los arrecifes de coral en toda la cuenca del Caribe del Caribe ha sido dramática en las últimas décadas, informó. Para hacerle frente a la situación, el DRNA mantiene varias iniciativas a través de su Programa de Conservación y Manejo de Arrecifes de Coral, el cual se encarga del manejo, conservación y protección de los arrecifes en el que se coordinan actividades de monitoreo e investigación sobre corales, se desarrollan e implantan estrategias de manejo y se promueven alianzas para reducir amenazas y promover su conservación.

Ante la propagación de la enfermedad de pérdida de tejido de corales duros, el Gobernador Pierluisi declaró una emergencia ecológica mediante la Orden Ejecutiva 2021-66 e instruyó al DRNA a tomar las medidas necesarias. El Gobernador autorizó además una asignación de $1 millón de fondos ARPA para atender la enfermedad de corales y otro millón de dólares para la reforestación de cuencas hidrográficas. Por su parte, el DRNA emitió la Orden Administrativa 2021-10 para reconocer la amenaza de la enfermedad de pérdida de tejido de coral duro y coordinar la respuesta en estos ecosistemas marinos.

Asimismo, el DRNA forma parte del “Caribbean Coral Reff Partnership”, un esfuerzo interagencial de 13 agencias estatales y federales dedicado a protegerlos, establecer estrategias efectivas y facilitar las gestiones.

Los arrecifes de coral son comunidades biológicas complejas con ecosistemas muy productivos. En el archipiélago de Puerto Rico se ha documentado 756 kilómetros cuadrados de arrecifes que albergan corales duros y corales blandos.

Los arrecifes de coral son el hábitat de una gran variedad de especies de la vida marina, que incluyen diversas clases de esponjas, ostras, almejas, cangrejos, estrellas de mar, erizos de mar y muchas especies de peces. También están relacionados ecológicamente con las comunidades de hierbas marinas, manglares y marismas circundantes. Es, por decirlo así, un centro de actividad de la vida marina.

Son tan importantes que hasta el 25 por ciento de la vida marina depende de ellos para obtener alimento y refugio, entre ellos sobre 4,000 especies de peces. Mientras estén sanos, las comunidades pueden beneficiarse. Personas de todo el mundo dependen de esos ecosistemas para su alimentación, protección y prevención de la pérdida de vidas a causa de tormentas, tsunamis, inundaciones, ayudan a evitar la erosión de las playas y aportan ingresos de turismo y pesca.

###

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.